INTOXICACIONES POR MONOXIDO DE CARBONO

 

“No lo puedes ver, no lo puedes oler… pero él te puede matar…”

 

  • La intoxicación por monóxido de carbono es la principal causa de muerte relacionada a envenenamientos por gases o vapores; es producido por cualquier aparato doméstico o elemento que utilice combustible.
  • Se le llama el “asesino silencioso” por que es un gas:
    • Invisible
    • No tiene olor
    • Ni color
    • Ni sabor
    • No irrita
    • Ni provoca tos
  • El número preciso de casos de intoxicación en México se desconoce.
  • La ausencia de detectores de monóxido de carbono en los hogares, aunado a la falta de información y desconocimiento de sus efectos, impide en la mayoría de los casos, su identificación como causa de muerte y enfermedad.
  • A pesar de esto, se identifica al monóxido de carbono como responsable de cientos de muertes y miles de visitas a los servicios de Urgencias cada año en México.
  • Esto podría evitarse si se instalaran detectores de monóxido de carbono que cumplan con las normas establecidas en los hogares, edificios e industrias, además de revisiones anuales por profesionales de los aparatos o elementos que funcionan con combustibles en el hogar.

 

1. ¿Qué es el monóxido de carbono y cómo se produce en el hogar?

El monóxido de carbono es un gas venenoso invisible, no tiene color, olor ni sabor.  Todos los aparatos domésticos o elementos en el hogar, escuelas e industrias que utilizan gas natural, gas butano, gas propano, gas LP, gasolina, aceite, keroseno, carbón o madera para funcionar, producen monóxido de carbono, como:

  • Estufas y hornos de gas
  • Estufas o parrillas portátiles de gas, madera u otros combustibles
  • Calentadores de agua domésticos que funcionan con gas
  • Calentadores para interiores que funcionen con aceite o gas
  • Secadoras de ropa que funcionan con gas
  • Chimeneas con obstrucciones en los tiros
  • Sistemas de calefacción de gas
  • Lámparas de keroseno o aceite
  • Generadores de electricidad o motores de gasolina
  • Uso de fuentes de calor dentro del hogar o casas de campaña (madera, carbón)
  • Escapes de automóviles en garajes dentro del hogar
  • Incendios

Si estos elementos no han recibido un mantenimiento regular ni se han sometido a revisiones periódicas, aunque continúen “funcionando normalmente”, pueden estar quemando de manera incompleta los combustibles y por lo tanto, produciendo monóxido de carbono. Entre más años de uso tengan, es mayor la probabilidad de que estén emitiendo monóxido de carbono, representando un riesgo de muerte dentro del hogar.

2. ¿Cómo puede envenenar este gas a mi familia?

El monóxido de carbono es 250 veces más afín a la hemoglobina que el oxígeno, provocando cantidades insuficientes de oxígeno en la sangre y órganos como corazón y cerebro. Si este gas tóxico se acumula dentro del hogar, ya sea por ventilación insuficiente o bien por alguna falla no detectada en cualquier aparato o elemento de los mencionados, puede ocasionar lesiones graves o muerte.

  • La exposición crónica (días a meses) ya sea constante o intermitente a bajos niveles de monóxido de carbono puede ser tan dañina para cualquier persona como una exposición a niveles muy elevados durante algunos segundos
  • Los efectos secundarios y permanentes incluyen: debilidad, trastornos de la memoria, dolores de cabeza, cambios en la personalidad (irritabilidad, apatía)
  • En niños puede manifestarse además, con problemas de atención, aprendizaje y conducta
  • En mujeres embarazadas puede provocar abortos espontáneos

 3. EFECTOS PRODUCIDOS POR LA INTOXICACIÓN POR  MONÓXIDO DE CARBONO

Los síntomas de intoxicación por este gas frecuentemente se confunden con intoxicaciones alimentarias, gripe o influenza ya que los síntomas pueden ser leves, inespecíficos e intermitentes, incluso mejorando cuando nos alejamos de la fuente de exposición por algunas horas, sobre todo si nos exponemos crónicamente a bajas concentraciones.

La concentración de monóxido de carbono en el aire (ppm) y la duración de la exposición determinan la severidad de los efectos. Recuerde que si los efectos iniciaran durante el sueño, los síntomas podrían ser difíciles de percibir

Nivel de monóxido de carbono en el aire (ppm)

 

Efectos o manifestaciones

1 a 70 ppm

Ninguna manifestación
Dolor en pecho en personas con enfermedad cardiovascular previa

70 a 100 ppm

Dolor de cabeza (cefalea), fatiga, mareo, náusea, vómito

 

100 a 150 ppm

Debilidad extrema, sensación de falta de aire (disnea), dolor en el pecho, dificultad para pensar y actuar, movimientos torpes, elevación en la frecuencia cardíaca (taquicardia) y respiratoria (taquipnea), déficit cognitivo

 

150 a 200 ppm

Después de 30 segundos de exposición al gas tóxico ocurre pérdida del estado de alerta (desmayo), después de 3 minutos ocurre la muerte.
Otras manifestaciones si no ocurre la muerte son: disminución en la presión arterial (hipotensión), infarto cardíaco, convulsiones, muerte celular cerebral, coma

4. ¿Cómo puedo identificar si mi familia está expuesta al monóxido de carbono?

La única forma de detectar el monóxido de carbono es mediante la instalación de detectores en el hogar, que tienen un bajo costo (no más de $100.00 US dlls) comparado con el riesgo de sufrir muerte o daño permanente al corazón y cerebro

SIN EMBARGO, LOS NUEVOS DETECTORES IDENTIFICAN AMBAS SITUACIONES Y LE ALERTARAN ANTES DE QUE EL MONOXIDO DE CARBONO OCASIONE DAÑOS PERMANENTES., Y SE RECOMIENDA QUE TODOS LOS HOGARES TENGAN AL MENOS UNO EN EL PASILLO JUSTO EN LA ENTRADA DE LOS DORMITORIOS.

Detectores adicionales en cada nivel de la casa y en otras habitaciones como el cuarto de lavado o el cuarto de servicio, donde generalmente se instalan calentadores de gas proveerá protección adicional.

De acuerdo al National Center for Health Statistics en Estados Unidos, en 1994 casi 1,900 niños menores de 6 años estuvieron expuestos a monóxido de carbono. Además, aproximadamente 35 niños muere cada año por intoxicación por monóxido de carbono aunque los médicos y personal de salud sabemos que los daños y muertes atribuidos a intoxicación por monóxido de carbono están subestimados en las estadísticas debido a que los efectos pueden simular infecciones virales como gripe o influenza además de la ausencia de un adecuado sistema de registro a nivel Nacional en México y otros países.

5. ¿Qué debo hacer si experimento síntomas de intoxicación por monóxido de carbono?

  • Respire aire fresco inmediatamente
  • Apague todos los electrodomésticos que funcionen con combustible
  • Abra puertas y ventanas para favorecer la ventilación del gas tóxico
  • Salga de su casa y llame a su médico. Coméntele que sospecha una intoxicación por monóxido de carbono.

Si no presta atención a sus manifestaciones y éstas de deben a una intoxicación por monóxido de carbono, podría perder el estado de alerta (desmayarse) y morir durante este período de inconciencia por una exposición prolongada al gas tóxico.
Si en realidad se trató de una intoxicación por monóxido de carbono, todos sus electrodomésticos que funcionen con combustibles deben ser revisados antes de regresar a su casa.

6. ¿Qué puedo hacer para identificar una fuente de monóxido de carbono en mi hogar?

Debido a que este gas venenoso no tiene olor ni color, es imposible identificar su presencia sin un detector de monóxido de carbono.
Deben colocarse detectores de monóxido de carbono en su hogar, principalmente en los dormitorios y en los sitios donde se encuentre la estufa o calentadores, así como el garage. Los detectores de monóxido de carbono deben cumplir con los requerimientos actuales del standard UL 2034 o los requerimientos del standard IAS 6-96.
Si detecta una fuente de monóxido de carbono en su hogar, desaloje a todas las personas y mascotas de la casa inmediatamente.
Debe reemplazar las baterías de los detectores 2 veces por año, por ejemplo, puede hacerlo cada vez que ajusta los relojes para el horario de verano e invierno.

7. ¿Cómo prevenir que exista una fuente de monóxido de carbono en el hogar?

  • La recomendación actual de la CPSC es que todas las casas y departamentos cuenten con detectores de monóxido de carbono.
  • A raíz de esto, a partir de 1994 diversos Estados en Estados Unidos han adoptado normas que obligan a las constructoras a instalar detectores de monóxido de carbono en todas las casas y departamentos de nueva construcción.                   
  • También los hogares (ya sea casas o edificios de departamentos) que cuenten con alguno de los equipos mencionados (estufa de gas, calentadores de gas) deben tenerlos.

La CPSC recomienda que los detectores de monóxido instalados cumplan con las especificaciones UL 2034 publicadas en Abril de 1992. Esto significa que la alarma de estos detectores sonará cuando la exposición a monóxido de carbono alcance niveles potencialmente dañinos en un determinado período de tiempo
Los detectores que cumplen con las especificaciones UL 2034 proveen un mayor margen de seguridad que los detectors fabricados antiguamente. 

  • Instale detectores de monóxido de carbono con alarma que cumplan con los requerimientos actuales del standard UL 2034 o los requerimientos del standard IAS 6-96. Estos detectores cuentan con alarmas que se activan cuando los niveles de monóxido de carbono se encuentran en rangos peligrosos para la salud.
  • Un detector de monóxido de carbono puede protegerle de una exposición que de otra forma podría pasar inadvertida, pero no sustituye al uso adecuado y mantenimiento de electrodomésticos que pueden producir monóxido de carbono.
  • Instale un detector de monóxido de carbono en el pasillo cerca de las entrada a los dormitorios o dentro de ellos si utiliza algún electrodoméstico que funcione con combustibles (gas, aceite, keroseno). Asegúrese que el detector no quede cubierto o bloqueado por muebles u otros aparatos. 
  • Asegúrese de que todos los electrodomésticos que utilizan algún tipo de combustible (estufas, calentadores, secadoras de ropa) se encuentren instaladas de acuerdo a los instructivos; siga todas las medidas de seguridad en cuanto a instalación de tuberías, ventilación y los sitios donde deben ser colocados.
  • Si cuenta con chimenea, ésta debe ser revisada al menos 1 vez al año para asegurarse de que no existen obstrucciones para la salida de los gases que se generan de la combustión.
  • Nunca encienda fogatas, carbón u otros utensilios portátiles que funcionen con combustibles dentro de su casa, garage, automóvil o tienda de campaña.
  • Nunca deje el motor de su auto encendido dentro del garage si está comunicado con su casa, aún con la puerta del garage abierta.
  • Nunca realice reparaciones de los electrodomésticos sin los conocimientos, habilidades o herramientas adecuadas; siempre consulte el manual del usuario antes de hacer mantenimientos sencillos o bien, acuda a Centros de Servicio Especializados.
  • Nunca utilice electrodomésticos de gas como parrillas, estufas o secadoras de ropa para calendar su casa.
  • Nunca opere electrodomésticos que utilicen combustibles en habitaciones cerradas, con las ventanas o puertas cerradas ni en cuartos donde se encuentren personas durmiendo.
  • Nunca encienda motores o herramientas que utilicen gasoline dentro de la casa. Si su uso es inevitable, hágalo en exteriores o asegúrese de que la ventilación es adecuada.  

8. ¿Qué debo hacer si suena la alarma del detector de monóxido de carbono?

  • Nunca ignore la alarma de un detector de monóxido de carbono. Recuerde que se trata de un gas tóxico que no se puede ver ni oler.
  • Ventile inmediatamente la habitación
  • Apague todos los electrodomésticos que funcionan a base de combustibles
  • Solicite la revisión de sus electrodomésticos por un Centro de Servicio experto.

9. ¿Cómo puedo saber si mi detector de monóxido de carbono se encuentra funcionando?

Utilice detectores de humo en todos los niveles de su casa y cerca de los dormitorios para que le alerten inmediatamente en caso de incendio. Revise los detectores de humo una vez al mes para asegurarse de que funcionan adecuadamente. El costo de estos dispositivos es muy bajo comparado con los beneficios. Los detectores de monóxido de carbono proporcionan además, la ventaja de detectar este gas que es completamente indetectable para el olfato, es decir, no tiene olor y puede ser producto del mal funcionamiento de muchos equipos o elementos en el hogar (como calentadores de gas o aceite) o la propia estufa. También las casas que tengan garage anexo con comunicación hacia el interior tienen riesgo de recibir grandes cantidades de este gas cuando emana por el escape aunque la puerta del garage se encuentre abierta. Es importante colocarlos cerca de los dormitorios, cocina y garage.